jueves, 3 de marzo de 2016

ADAPTA TU MICROBIOMA PARA PREVENIR LAS ENFERMEDADES


Los microbios presentes en el intestino son bien conocidos por su tarea de contribuir en la salud y en la enfermedad, pero lo que ya no está tan claro es cómo les controla su anfitrión. Un estudio publicado el pasado enero en Cell Host & Microbe revela que los ratones y los humanos producimos pequeñas moléculas (micro ARN) en el tracto gastrointestinal, que se segregan en las heces, para regular la composición de la flora intestinal que de este modo los protegen contra las enfermedades como la colitis.


“Desde que los microbios tractointestinales juegan un importante papel en el metabolismo del huésped tanto en la inmunidad como en la enfermedad, es importante para entender los mecanismos regulados por el huésped para identificar las formas para manipular el microbioma”, dijo el director del estudio Howard Weiner. “Nuestras investigaciones han revelado un mecanismo de defensa del huésped que consiste en resaltar los micro ARN como estrategia para manipular el microbioma”.

Basándose en estudios pasados, Weiner y Shirong Liu, ambos de la Birgham and Women’s Hospital and Harvard Medical School, han pensado que esos micro ARN pueden jugar un papel importante en el proceso. Esas pequeñas moléculas regulan la actividad de los genes en varias especies, desde virus a humanos, y están implicados en enfermedades intestinales como el cáncer de colon. Por otra parte, pueden entrar y controlar la expresión genética en las mitocondrias, estructuras celulares que se originaron evolutivamente desde las bacterias.

En un nuevo estudio, los investigadores han descubierto que esas micro ARN producidos por las células intestinales en ratones y humanos entran en la bacteria, regulan la actividad de sus genes y modifican la proporción de las diferentes poblaciones microbianas intestinales. Los ratones que presentan un déficit de micro ARN intestinal muestran un microbioma intestinal alterado y son más propensos a sufrir enfermedades como la colitis. El trasplante de los micro ARN intestinales de ratones normales a ratones deficientes de los mismos puede restaurar la composición del microbioma intestinal y protegerlo contra los problemas de colon. Los investigadores están investigando los mecanismos moleculares con la esperanza de poder aplicar los descubrimientos en la clínica.

“Nuestros estudios sugieren que la habilidad del huésped de controlar los microbios intestinales provee a estos organismos de una ventaja evolutiva” dice Weiner. “Somos optimistas y creemos que algún día será posible asegurar el mecanismo de defensa natural del huésped administrando micro ARN como componentes terapéuticos para mejorar la salud”.