jueves, 31 de marzo de 2016

¿SABES LO QUE ES LA IVERMECTINA Y CÓMO ESTÁ LUCHANDO CONTRA LA MALARIA?



Un medicamento utilizado para deshacerse de las lombrices puede haberse convertido en una nueva arma contra la malaria. La Invermectina, un medicamento destinado al tratamiento de las infecciones causadas por los nematodos tiene un efecto secundario.

Se conoce desde la década de 1980 que es capaz de matar a los artrópodos que muerdan a alguna persona tratada con ese medicamento. Esto ha hecho que algunos investigadores se planteen utilizarlo contra los mosquitos que transmiten la malaria. Los mosquitos pueden envenenarse cuando pican a la gente que ha tomado el medicamento. Por otra parte, incluso si un mosquito no sucumbe, la Ivermectina asimilada de esta manera suele ser suficiente para matar cualquier parásito palúdico que lleve ya que la Ivermectina se implementa habitualmente en masa para tratar la filiariasis linfática.

El Dr. Foy y sus compañeros han realizado un pequeño ensayo clínico en Burkina Faso que es el primero destinado a medir el efecto del medicamento en casos de malaria.

En los cuatro pueblos en los que se ha probado, todo el mundo excepto las mujeres embarazadas y los niños pequeños, han recibido cinco dosis de invermectina en intervalos de tres semanas. En comparación a los pueblos cuya población recibió solo la primera dosis, el Dr. Foy reparó en que entre los que habían recibido mayor número de dosis se redujo el número de casos de malaria entre niños de menos de 5 años en un 16% aunque los niños no estuviesen recibiendo el medicamento directamente. Esto equivale aproximadamente que se puede evitar un episodio por niño en el curso de dos años.

Un segundo estudio llevado a cabo en Tailandia por Kevin Kobylinski del Walter Reed Army Institute of Research, en Maryland, trajo más buenas noticias. Han sido los primeros en probar los efectos de la invermectina contra Plasmodium vivax, el parásito predominante en Asia (su equivalente en África es el Plasmodium falciparum). 

El Doctor Kobylinski y sus compañeros alimentan a los mosquitos con sangre humana infectada de malaria mezclada con el medicamento. Han hallado que la dosis de Ivermectina capaz de matar al 25% de los mosquitos también despejó el parásito en el 45% de los sobrevivientes, y en los animales en los que siguen estando, el medicamento ha conseguido reducirlos a la mitad.

En Tailandia, un país en camino de eliminar los estragos del paludismo, una línea de ataque es el tratamiento en masa con medicamentos que puedan despejar el parásito de los cuerpos humanos que lo hospedan. 

Desgraciadamente, aquellos que están infectados con P. vivax muchas veces no presentan los síntomas de ello y, además, muchas veces es difícil convencer a los portadores asintomáticos de que tomen los medicamentos. De hecho, probablemente no se den cuenta de que están infectados. Pero la tarea puede ser menos complicada si la combinación incluye invermectina, ya que es un tratamiento familiar para problemas comunes como la sarna.


Los descubridores del antecesor de la Ivermectina, la avermectina, fueron los ganadores del Premio Nobel de medicina el mismo año de su descubrimiento. Pero otra rara coincidencia es el hecho de que el tercer ganador fue el inventor de la artemisinina, que es el medicamento actual más eficaz contra el paludismo. Si la Ivermectina puede ser utilizada también como un agente contra la malaria, esto incrementará la oportunidad de noquear a la enfermedad de una vez por todas.